Eco Escuela

La educación ambiental es un eje transversal que está presente en el currículo a través de todos los grados, desde preescolar hasta duodécimo. Se atiende desde una perspectiva interdisciplinaria, no solo en ciencia y estudios sociales, sino como tema en artes del lenguaje, matemática, música y arte. Se trabaja de forma particular en séptimo y octavo grado, donde los cursos de ciencias se enfocan en ciencias terrestres y ambientales.

En los pasados años se ha trabajado de forma magistral mediante dos proyectos: “Pequeños exploradores del bosque,” creado por las maestras Jessica González y Mariel Torres, en el cual nuestros pequeñines de Pre Kínder tienen la oportunidad de explorar la naturaleza; y “Rescatando un ecosistema,” proyecto de integración de las clases de ciencias e historia del nivel intermedio.

Los viajes de campo son oportunidades que los estudiantes y los maestros de CeDIn valoran. Nos permiten llevar la sala de clases a otros espacios de exploración naturales.  Nuestros estudiantes participan de múltiples experiencias de esta índole.

Los clubes ambientales de elemental, intermedia y superior son organizaciones escolares que promueven el activismo y el servicio en pro del ambiente.

En el espacio físico de nuestra escuela abundan las iniciativas ambientales. Estamos sumamente orgullosos de nuestro huerto escolar- Semillas del CeDIn-, del cual hemos saboreado ya ricas calabazas y berenjenas. La albahaca morada y el orégano son aromáticos y sabrosos. Los niños han utilizado el huerto en experiencias de integración con matemáticas, por ejemplo, para medir y pesar los frutos cosechados.  Ya adquirimos el equipo para ensayar la siembra hidropónica y la composta. Ambas iniciativas son proyectos escolares en desarrollo.

Nuestro mariposario- Centro de aprendizaje Monarca– es otro espacio de enseñanza aprendizaje que le permite a los estudiantes contacto directo con el ciclo de vida de la mariposa monarca.

Todo el que visite los predios de CeDIn Elemental disfrutará de la rotulación de las plantas y árboles que decoran la escuela.

Queremos, como pasos hacia una cultura de paz sólida, fomentar la participación ciudadana para: involucrar a los padres y a la comunidad vecina, crear líderes a través de los clubes ambientales, diseminar conocimiento acerca de los ecosistemas y recursos, identificar y atacar los problemas ambientales de nuestro entorno escolar, en fin, practicar la ética ambiental que nos lleve a preservar el planeta y sus recursos.